Las tres macrotendencias en diseño de envases alimentarios que conducirán el packaging en 2022

Las tendencias actuales y futuras de los envases alimentarios vienen definidas por las necesidades de la sociedad y el entorno. Estas marcarán su fabricación y las características principales que ofrecen. Sin embargo, de entre todas hay tres que se están imponiendo con nombre propio. ¿Quieres conocerlas? Las descubrirás a continuación.

Macro tendencias packaging

Los envases alimentarios están sujetos a diferentes tendencias, en especial las que afectan al packaging flexible. Conseguir el empaquetado adecuado no es una tarea sencilla. Es preciso encontrar un equilibrio entre las prestaciones, presentación y utilidad. Si se consigue, se logrará encandilar a los clientes.

Para conseguir la máxima efectividad, debemos conocer a fondo el producto y el público al que va dirigido. Así, dispondremos de la información necesaria para tomar las decisiones adecuadas. El envase resultará atractivo, realzará al producto y convencerá al consumidor. Para garantizar unos mejores resultados, estas claves son importantes.

  • Materiales sostenibles. Cuidar el medio ambiente es posible gracias a estos materiales, ya que contribuyen a generar una menor cantidad de residuos. Por ejemplo, los films Compostables puesto que permiten que la naturaleza actúe de manera orgánica en su descomposición. La sostenibilidad es crucial en estos momentos. El material tiene que ser de fabricación sostenible, lo que reducirá aún más su impacto en el entorno. Hoy en día, Ródenas y Rivera centra todos sus esfuerzos en la búsqueda de alternativas a los materiales convencionales.
  • Diseño atractivo. El envase debe poseer un diseño externo atractivo y relacionado con el producto. Si es posible personalizarlo, de tal modo que captará la atención del público objetivo por lo que repercutirá en las ventas y logrará fidelizar la marca.
  • Minimalismo con altas prestaciones. Este factor enfocado a los monomateriales permiten mejorar la reciclabilidad de los films empleados para la fabricación de los envases, simplifica la estructura y les hace ganar en atractivo. Se trata de ofrecer soluciones que puedan cumplir con las necesidades de nuestra sociedad actual y futura.

Sostenibilidad

La sostenibilidad se ha convertido en un camino de no retorno para los envases de plástico para alimentos. Se trata de reducir la cantidad de plástico, uso de materiales reciclados y que puedan seguir reciclándose. De esta forma, se reducen los desperdicios generados y se fomenta la economía circular. Esta consigue equilibrar la economía, los beneficios sociales y los medioambientales.

Dentro de esta tendencia, se opta por la reducción de los espesores de los envases y del uso de estructuras monomateriales. En ambos casos se demuestra la búsqueda de la sostenibilidad. El material utilizado es cada vez más eco-friendly, pero sin suponer una merma en la calidad y efectividad del producto. El envase cumple su función como antes, aunque con impacto menor en el medio ambiente.

Nuevos formatos

La innovación ha permitido la aparición de nuevos formatos para la distribución, uso y disfrute de alimentos. Este es el caso de los doy pack, monodosis, envases para microondas, resellables, con zip y otros. Se espera que aumenten en protagonismo, ya que cuentan con unas características sobresalientes, mantienen en buen estado el producto, son atractivos y los envases flexibles ayudan a la reducción de la huella de carbono por ser más ligeros que otros materiales como vidrio.

Por otro lado, la industria alimentaria se está esforzando en el diseño y producción de envases activos para interactuar con el producto al que envuelven y controlar su estado. Su desarrollo aún está en sus inicios, aunque los resultados están siendo muy prometedores. El objetivo es aumentar su vida útil incorporando sustancias que absorben oxígeno, etileno, humedad, dióxido de carbono, sabores u olores.

Packaging en un escenario covid

La covid-19 aún está presente en el día a día del consumidor. Tanto la industria alimentaria como la sanitaria han puesto al packaging como elemento indispensable. Esto se debe a que es el garante del abastecimiento de productos básicos en perfectas condiciones. La higiene y la calidad del producto se mantienen intactas, dos características muy positivas y que no han pasado desapercibidas para el público.

La pandemia ha traído cambios sustanciales. Por ejemplo, los platos preparados han crecido en importancia, ya que combinan seguridad e higiene. Además, la compra de productos envasados y monodosis también ha despuntado por las mismas razones. Envases como el flowpack o el doy pack han tenido una gran aceptación al cumplir con estos dos requisitos.

Envases de plástico para alimentos

Los envases de plástico para alimentos son una alternativa esencial para evitar desperdicio y garantizar el estado óptimo de los alimentos. Es un material versátil que cumple con las macrotendencias actuales. Consigue mantener los alimentos en su estado óptimo de conservación durante más tiempo.

Sin este material polivalente, el mundo sería muy diferente. Su producción se está adaptando para que resulte sostenible y genere menor cantidad de residuos. Ha ido evolucionando al son de las necesidades de la población, siempre tratando de satisfacer sus exigencias.

En definitiva, estas son las grandes tendencias que debemos conocer. Es importante alinearse con ellas para conseguir satisfacer al público y cuidar el medio ambiente. En Ródenas & Rivera seguimos estas pautas en nuestra producción de films flexibles. Ayudamos a reducir la huella de carbono de los alimentos al tiempo que fomentamos el desarrollo de la economía circular. ¡Buscamos la sostenibilidad!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *