Soluciones de embalaje flexible para frutos secos y snacks

El embalaje flexible para frutos secos mantiene intactas las características del producto. De hecho, es el film más adecuado que se puede utilizar para este cometido. Gracias a sus cualidades diferenciales, ofrece unos resultados de máxima calidad. ¿Qué hay que conocer de este material?

Soluciones de embalaje flexible

Este tipo de embalaje se caracteriza por su bajo peso y por su capacidad para conservar el aroma y el sabor de los alimentos. Todo esto lo convierte en una buena solución para la industria alimentaria. Sus funciones son las siguientes:

  • Protección del producto.
  • Facilidad de transporte.
  • Óptima conservación del alimento.
  • Aumento del atractivo del producto para favorecer su compra por parte del cliente.

La clave de un buen embalaje flexible para frutos secos reside en los materiales que lo componen. Complejos a base de CPP, PE o BOPP son algunos ejemplos. Gracias a este tipo de envases, es posible aumentar la vida útil del producto y que llegue al consumidor en el mejor estado. Al mismo tiempo, aceptan diferentes técnicas de impresión, como la digital.

Para frutos secos y snacks

En Ródenas y Rivera se apuesta por el embalaje flexible para frutos secos y snacks. Con este sistema se pueden cubrir todas las necesidades de conservación que requieren estos productos. En este sentido, garantiza la hermeticidad, con lo que se evita la alteración de las cualidades organolépticas de los alimentos. Además, ofrece una protección eficaz contra la humedad, la luz y el oxígeno.

De esta forma, el embalaje para snacks se convierte en una capa protectora del producto. Esto permite mantener sus propiedades en estado óptimo durante más tiempo mediante distintos formatos, como la bolsa stand up y el flow pack de envasado vertical. Y no solo facilita la conservación del alimento, sino que mejora su transporte y disponibilidad en los lineales.

A la hora de decantarse por un packaging para snacks, el embalaje flexible es una solución moderna y eficaz, ya que le da un efecto brillo y mate gracias a la flexografía en HD. De este modo, el empaquetado resulta más atractivo para el comprador. Este adquirirá un alimento en el mejor estado de conservación y que se sirve de una forma en la que se realzan sus características.

También actúa como una herramienta de marketing para las empresas. El objetivo es transmitir punto por punto la estética de la marca, sus valores y toda la información relacionada con el producto. Esto permite cimentar la confianza de los clientes, al mismo tiempo que se reclama su atención.

En definitiva, el embalaje flexible para frutos secos ofrece unas ventajas muy atractivas. Se trata de un film eficaz que cuida el producto y que resulta muy atractivo para el comprador.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *